domingo, 28 de julio de 2013

Entre sueños, Ángeles Ibirika


Entre sueños, Ángeles Ibirika

Editorial: Ediciones B, Zeta Bolsillo / Abril 2010 ISBN: 9788498724028 Papel: 10,00€
Género: Contemporáneo
Serie: Independiente


Beatriz nunca quiso conocer a su abuelo, pero cuando se entera de que a su muerte todas las propiedades del viejo le pertenecen, las acepta para venderlas al mejor postor.

Antes de que las tierras sean adquiridas por un comprador, una situación inesperada y humillante, provoca que Beatriz, la sofisticada mujer de ciudad, corra a refugiarse en aquel lugar que considera inhóspito.

Allí, en el apacible pueblo de montaña de Roncal, se encuentra con Jon, el atractivo veterinario que gobierna las tierras, el ganado y los negocios de su abuelo, y que siempre pensó que las posesiones pasarían a sus manos para continuar con la labor del anciano, al que quiso como a un padre.

La llegada de Beatriz, a la que él considera una mujer sin alma que permitió que el abuelo viviera y muriera solo, será el inicio del enfrentamiento entre dos corazones orgullosos que están seguros de tener poderosas razones para odiarse.

Pero el Valle de Roncal es una tierra legendaria y hermosa. ¿Podrá, ese lugar mágico, cambiar las ambiciones, transformar los sueños, convertir el odio en deseo, y el deseo en amor?


Entre sueños, es un título perfecto para la historia con la que Ángeles me ha sorprendido inmensamente. No tengo palabras para reflejar las sensaciones que he sentido al leer esta maravillosa historia.

Dos protagonistas, Beatriz y Jon, tan diferentes entre sí que se atraen como un imán. Su historia comienza cuando Beatriz hereda las tierras y posesiones de su abuelo Ignacio. Un abuelo que nunca ha existido para ella. La herencia llega en un momento muy vergonzoso para Beatriz, y la obliga a tomar una decisión bastante inesperada y drástica. Rota por dentro y muy dolida decide escapar de su actual vida y refugiarse en el pueblo de su abuelo, el Roncal.

Con la intención de olvidar y reponerse acaba en las tierras heredas. Con la mala suerte que se encuentra con Jon, un hombre frío y prepotente, que ha trabajado toda la vida para Ignacio y le ha querido como si fuera su abuelo. Odia a Beatriz, la ve arrogante y estirada, una pija de ciudad, que nunca se preocupó de su abuelo y ahora viene a reclamar lo que supuestamente debería pertenecer a Jon.

Una relación de odio surge entre ellos, pero el orgullo de Beatriz cambiará su vida. Ella se propone olvidar y empezar de nuevo, no dejarse humillar ni pisotear por ningún hombre y quiere demostrárselo al terco y malhumorado de Jon. Poco a poco surgen sentimientos inesperados, que escapan a la comprensión. Es una historia hermosa, que nace del odio pero que poco a poco conquista sus corazones para convertirse en un amor inmenso y hermoso. Ambientada en esas bellas tierras, que se describen tan mágicas que sólo con leer sus descripciones te entran ganas de desplazarte a ellas y verlas con tus propios ojos.

Es admirable como logra con sus palabras internarte en una marea de emociones y sentimientos; sensaciones como odio, rencor, venganza, miedo, ternura, deseo, pasión, amor y sacrificio están presentes en esta grandiosa historia de amor. Palabras que fluyen tan naturales y mágicas que te dejan sin respiración, sin habla, con la piel de gallina y tan satisfecha que no puedes dejar de sonreír.

Para mí es una de las mejores historias que he leído, y espero que siga deleitándonos con más. Una sorpresa y un logro por ser su primera novela.

Puntuación: 9

martika 



A mí me ha parecido un libro excelente.Los personajes, la ambientación, y todo en el libro ha sido milimétricamente buscado y premeditado, Angeles ha hecho un trabajo maravilloso, y muy concienzudo.

Los personajes son tan humanos, tan creíbles... Jon es uno de mis personajes masculinos favoritos, su naturalidad y sinceridad me encantan, tiene claro lo que quiere y lucha por ello. Es un hombre honorable sin recovecos psicológicos, al que no le importa entregarse al amor que siente por Bea.
Bea es un personaje complejo, lleno de contradicciones, y la que más rollo psicológico tiene con el asunto del abuelo y el de Diego. Debe superar algunos hándicap y de la mano de Angeles lo va haciendo muy bien y es el personaje en el que veo más evolución.

Están muy bien enlazados los retazos de las vidas de unos personajes y de otros, y como nos vamos enterando de la historia del abuelo, la historia que Bea ha vivido con Diego, por qué huye, que es lo que ella quiere para su vida...Los personajes secundarios son muy auténticos, cada cual muy metido en su mundo.

Combina muy bien los mundos opuestos en los que se mueven los personajes , la vida ajetreada de Madrid, los coches buenos, las grandes empresas, el lujo, la rapidez en la que discurre y las secuelas que deja en las personas una forma de vivir equivocada, y la vida rural de la borda, la paz y tranquilidad del campo, el duro trabajo con los animales, la forma tradicional de hacer el queso, lentamente, necesita su tiempo, como las personas para solucionar sus vidas, el contacto con la naturaleza, esos maravillosos paisajes del Roncal donde las personas pueden ser ellas mismas y no ser juzgadas por ello.
Angeles ha transmitido todo eso tan bieeennn, qué gustazo da releerlo, ella tienen ya su propio estilo tan reposado y detallista, pero sin aburrir, al contrario, te transporta a los bosques y se puede sentir el rumor de las hojas, el del agua bajando por los arroyos; el lenguaje sencillo, natural, dulce...muy cuidado.

Y tiene una buena dosis de intriga que hace que no puedas soltar el libro una vez que has empezado, para saber qué le pasa a Beatriz, qué le pasó a los abuelos, cómo terminará la historia entre Jon y ella.
Las escenas entre los protas están bien cuidadas y su historia de amor transcurre lenta y pausada, madurando en sus tiempos como el buen queso del Roncal. Predominan los sentimientos y la pasión está muy contenida, uno desea que explote de una vez.

Es un libro para leerlo tomándose uno su tiempo, para saborear cada detalle, nada de correr.
Lo mejor, la ambientación, los paisajes campestres, y el personaje de Jon, ese hombre honorable, entero y verdadero, de los que ya no quedan.

Y luego no podemos olvidar que es español 100%, Angeles ha demostrado que se puede ambientar una novela en España, con personajes españoles sin que nos chirríe, quedando perfectamente natural, y eso sólo es mérito suyo.

No soy experta, pero a mí me ha parecido que el libro es de nivelazo y no tiene nada que envidiar a las autoras extranjeras.

Puntuación: 10

escorpio


Ya leí en su momento el libro y me pareció una maravilla. También en su momento hice un análisis del mismo y aquí os lo pongo tal cual, no creo poder añadir ni quitar nada.

Es un libro perfecto en su sencillez, en su cercanía. Pocos personajes he sentido tan próximos, tan vivos, tan míos.

No hay grandes acontecimientos históricos, ni grandes pasiones desgarradoras, pero sí una preciosa historia de amor entre dos personas que empiezan con mal pie y se van conociendo poco a poco y van aprendiendo a valorarse y apreciarse.

Jon me ha parecido un hombre íntegro, trabajador hasta la extenuación, pero sobre todo una persona leal, que cuando entrega su corazón a una persona lo hace por entero, sin reservas y para siempre. Pero a la vez es un hombre con inseguridades y con buen genio. Un hombre que parece totalmente de carne y hueso.

Beatriz, al principio, me pareció un poco inmadura, una persona que se deja llevar por las circunstancias o por determinadas personas, pero que su llegada a Roncal y el contacto con otro tipo de gente y otro tipo de vida la hace madurar e, incluso, mejorar.

Los personajes secundarios son variados y parecen tan reales que te hacen recordar a algún conocido o algún amigo. Todos y cada uno de ellos aportan algo importante al libro, pero me gustaría destacar a Ignacio, un hombre que parece frío y distante al principio y que va pareciendo más cercano y bueno a medida que, sobretodo Jon, nos lo van describiendo. Su historia es de lo más triste e injusta, aunque él tuviera parte de culpa al no explicar bien las cosas.

En resumen, tierna, romántica, real.

Puntuación: 8 

Cris/keke


A mí me ha emocionado intensamente, no se si será porque soy Navarra de nacimiento y cuando era chiqui fui de campamentos de verano a la zona del Roncal, o porque me ha hecho recordar campos y montes que hace tiempo que no veo, pero me ha llegado a lo más hondo de mi corazón.

Es el primer libro que leo de Angeles y desde luego no será el último. Me ha fascinado una historia de amor que se cuece a fuego lento, casi a escondidas... cuando todo lo contemporáneo que se lee ahora en un mes ya están casados... y esta me ha enamorado, de verdad.

Como va dejando fluir la información de los misterios en justa medida, para ir entendiendo a unos y a otros, para irlos amando a todos ellos.

Jon, trabajador, leal, con un sentido del honor y del sacrificio como ya no hay y Beatriz, al principio inmadura, con el silencio del campo y su propio orgullo, se supera en cada página y consigue recuperar una fe en sí misma que había perdido.

Para mí sin duda se merece un 10. Eso sí, el final me ha dejado muchísimas incógnitas, ganas de saber más de estos dos personajes que sin duda me van a acompañar mucho tiempo y que probablemente pasen por mis manos y mis ojos alguna que otra vez.

Puntuación: 10

mgs1982 

 
 
Bueno... no sé por dónde empezar... Normalmente no me cuesta tanto expresar con palabras las sensaciones y los sentimientos que me despiertan las historias de amor que devoramos con verdadera ansia. Pero, en esta ocasión, "Entre sueños" me está poniendo en una encrucijada, porque son muchos los pensamientos que quiero expresar y pocas las palabras que me vienen para hacerlo.

De primeras, creo que hay algo que tengo que hacer primero, y es decir dos simples y cortas palabras, no por ello menos cargadas de significado: "Gracias, Ángeles". Ahora entenderás porqué...

Podría centrarme de lleno en analizar la historia de Jon y Beatriz. Podría resumirlo en dos párrafos y añadir, a continuación, mi opinión personal, como hago siempre. Sin embargo, en esta ocasión, me vais a permitir no hacerlo, para dejaros un poco con la miel en los labios... espero... y porque creo que sabría transmitiros mejor la evolución del libro haciéndoos llegar todo lo que he ido sintiendo con el transcurrir de cada página.

En pleno valle del Roncal, rodeados por el más inhóspito y bello infierno verde, podremos disfrutar de una sencilla pero vivida historia de amor que sobrepasa las páginas y se mete de lleno en tu interior, en tu mente,... en tus sueños.

Beatriz llega a este lugar con el corazón destrozado y la dignidad por el suelo. No espera encontrar la solución a sus problemas, pero sí la paz que necesita para su herido corazón. Huyendo de los últimos cinco años de su vida, se deja caer en las tierras que su difunto abuelo (a quien nunca conoció) para recuperar el orgullo que ha perdido y fortalecer su alma. Poco o nada sospecha que no será eso lo único que encuentre... Y menos sospecha todavía que el inicio de su huída va a ser todo menos fácil... porque Jon se cruza en su camino.

Jon. El bondadoso y trabajador Jon. El hombre de confianza de su abuelo. Quien lo acompañó durante prácticamente toda su vida. Quien hizo menos dura la solitaria existencia de un anciano que no había dejado de autocastigarse durante toda su vida.

Jon, quien reconroso hasta la médula, no duda en hacer de un infierno lo que supone será la corta estancia de la nieta interesada de Ignacio. Poco o nada sospecha él también que será ese infierno el que impulse a Beatriz a demostrarle lo necio e infantil que resulta con su actitud, fortaleciendo no sólo su orgullo, también ese corazón que parecía no recuperarse jamás.

Y lo que empieza siendo un descanso de 3 días, se traducen en 8 meses de sueños. Ocho meses en los cuáles podremos disfrutar del sencillo ir y venir de los días en unos paramos mágicos, en los cuales sientes la evolución de Jon y Beatriz, de sus almas, de sus pensamientos,... de su amor. ¡Y ni tan siquiera eres consciente de ello!

Es como si ese amor que nace estuviera destinado a ser así.

No existe un forcejeo de la situación, ni momentos que te parezcan insignificantes (de esos que se dice que llenan páginas). Todo lo que sucede tiene un sentido, y cada uno de los instantes del libro son imprescindibles para llegar al punto final. No sobran páginas, no sobran líneas, no sobran palabras.

Cada escena, cada reproche, cada caricia, incluso cada enfado, te acercan a unos personajes tan humanos y cercanos que a veces me daba la sensación de que los conocía. Quizá fuera por la naturaleza, por la ambientación. Sobra decir que me ha encantado leer historias sobre brujas y sobre lamías... Y el eguzkilore... Como vasca que soy, leer una historia de amor con pinceladas de leyendas que conozco ha sido maravilloso.

Pero, al margen de eso, lo que ha hecho que esta sencilla historia sea especial es la manera de relatarla, de expresar los sentimientos, de analizar la pasión de Jon y Beatriz,... Clase. Creo que sería la palabra más idónea para entenderlo. "Entre sueños" está escrito con clase, con finura, con calidez. Con realismo. En momentos de enfado, la furia y el dolor saltan de las páginas; pero en los momentos de amor... vuela la ternura, el deseo,...

En dos palabras: "Hay ángel". Vibra el ambiente... se siente... Lo sientes...

Lo que más me ha gustado de todo han sido las diferencias que Ángeles ha sabido marcar. Nos alejamos del estereotipo de hombre que no quiere enamorarse, de aquel que con decir "te amo" muestra sus sentimientos y llega el final de los finales. No, en "Entre sueños" nos encontramos ante un Jon que no le teme al amor, un hombre que sueña con un amor correspondido, y por el que dará toda su vida... cada una de sus lágrimas, cada uno de los gritos de su alma... Porque, sí, las palabras "Te amo" salen de su boca, pero no se quedan en meras sílabas repetitivas. ¡Las demuestra con hechos! ¡Se sacrifica por ellas, a riesgo de perder todo su corazón y parte de su alma.

Hay muchas y de todo tipo de novelas románticas. Es evidente que cada día tenemos más autoras entre las que elegir y eso nos hace ser más críticas, menos atrevidas a conocer novedades. Pero tras pasar la última página de "Entre sueños", me he preguntado cómo es posible que una autora, en su primera publicación, ha sido capaz de crear su propio estilo, tan particular y tan suyo. Porque, a riesgo de parecer repetitiva y ofrecer más de lo mismo que pueden ofrecer grandes escritoras que llevan toda la vida publicando, con un sólo libro, con ÉSTE LIBRO, creo que ha sabido plasmar su estilo con prudente inocencia y mucha dulzura.

Así que... ¡enhorabuena, Ángeles! Espero que éste sea el primero de muchos, muchísimos libros que publiques. Porque si con éste has conseguido que esta mañana me haya ido al trabajo racaneando los minutos para seguir leyendo, y cuando he llegado, me haya lanzado a por él hasta terminar las últimas hojas... cuando cojas carrerilla miedo me das...

Puntuación: un 9.
 
Zuriñe
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada