jueves, 28 de noviembre de 2013

Mi enemigo, mi amor, Shari Anton




Mi enemigo, mi amor, Shari Anton

Editorial: Punto de Lectura / Octubre 2006 ISBN: 9788466318181  Papel: 8,99 € Páginas: 416Género: Histórico
Serie:
sin serie pero relacionado con El esposo perfecto

La vida de Eloise Hamelin se ha convertido en una auténtica pesadilla. El día de su boda, su prometido cae fulminado a la entrada de la iglesia, su padre es acusado de alta traición y desaparece. Por último, el rey envía a un caballero para que vigile a toda su familia. Ahora, Eloise tiene al enemigo en casa... pero resulta ser un caballero por el que suspiraba en secreto.


La trama de este libro, ambientado en la Inglaterra de 1333, es muy sencilla: tras la huida de su padre, acusado de traición, lady Eloise ha de permanecer en su castillo hasta que el asunto se aclare, pero bajo la protección y vigilancia de Roland St.Marten, hermanastro de su prometido fallecido Hugh y con quien en su día tuvo un encontronazo. Por tanto, una trama sencilla y bastante repetida, la de una joven noble que acaba enamorándose del enemigo o el caballero que ha de protegerla de algún peligro.

Parece que Shari Anton no cuenta con demasiadas seguidoras y sus libros se suelen tachar de aburridos y poco originales. Hasta cierto punto esto es cierto. La trama, como se ha indicado, es poco original, y al menos podría esperarse un desarrollo repleto de enfrentamientos verbales entre los protagonistas, de tensión en definitiva. Sin embargo, muy pronto, a pesar del daño que él le hizo a ella en el pasado, daño que para la protagonista supuso una gran afrenta, muy pronto, como digo, ambos se sienten atraídos uno por otro, incluso ella, incapaz de resistirse, planea convertirlo en su amante. Por tanto, lo primero que podía esperarse, esa tensión entre ellos, prácticamente no existe.

Por otro lado, al ser un libro ambientado en la Edad Media, cabía esperar más carreras a caballo, alguna persecución, “aventuras” en definitiva, pero la novela tampoco nos ofrece esto. Al contrario, la trama se desarrolla en tan sólo dos escenarios, el castillo de Lelleford donde vive Eloise y Londres. Estos dos escenarios dividen el libro en dos mitades bien diferenciadas, resultando la primera demasiado larga para lo que aporta al desarrollo del libro.

La historia de amor, como he apuntado, es bastante precipitada y durante varios capítulos parece estancada, además de incurrir, en mi opinión, en varias incoherencias o al menos falta de explicación. Por un lado, durante los primeros capítulos, la autora, de forma constante, insiste en el profundo odio mutuo que se tienen los protagonistas, en cómo son incapaces de soportarse, así como en el conflicto del protagonista, que se debate entre el servicio a su rey y su atracción por Eloise. Sin embargo, casi de repente, van cediendo y se sienten atraídos, sin llegar a confesarse esa naciente atracción. Por otro, a continuación, Eloise decide que Roland sea su amante, pero sin declararle sus intenciones abiertamente… Incluso llegan a acostarse juntos, ya en Londres, mientras su padre está encarcelado y casi condenado a muerte y el escudero del protagonista sufre una paliza. El siguiente paso en esta precipitada relación amorosa, es un matrimonio de conveniencia entre los protagonistas, pero ninguno de los dos es capaz de decir en ningún momento que desea casarse por voluntad propia, a pesar de haber compartido ya cama y amarse… Así, hasta el final del libro, cada uno piensa que el otro se ha casado obligado o por interés. ..

Algo mejor desarrollada aparece la trama secundaria, que realmente ocupa mucho más espacio que la amorosa, que en ocasiones parece totalmente prescindible. Los protagonistas han de ir desenmarañando y descubriendo todo un complot contra el padre de Eloise, acusado de traición al conspirar con los escoceses. Sin embargo, la resolución final es algo simplona: el malo es desde el principio hasta el final un malo malísimo, sin matiz alguno, y el rey es convencido rápidamente de la inocencia del acusado. Creo que la autora podría haberse esmerado un poco más en urdir esta historia de ambición y traiciones, puesto que le da tanto peso dentro del libro…

En resumen: es un libro entretenido, con un arranque muy prometedor, pero que decepciona bastante, debido no sólo a la trama, alargada en exceso para su sencillez, sino a los personajes, demasiado polarizados y muy planos. A su favor, la ambientación y la recreación del mundo de la corte londinense, así como las relaciones entre los personajes según su estamento.

Recomendable su lectura para fans de los libros ambientados en la Edad Media.

Aparece el hermano de Eloise, Geoffrey, protagonista de El esposo perfecto. La verdad es que el personaje de Geoffrey parece bastante interesante, así como su historia.

Puntuación: 5,5

Condesa de Vilches



 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada