martes, 3 de diciembre de 2013

Chicas de Little Rusell de Laura Lee Guhrke


En esta serie las protagonistas son inquilinas de una casita para solteras de buena reputación en Little Rusell. Mujeres solas que se ganan la vida y que encuentran el amor. 
Una serie muy tierna, amena y que te consigue arrancar más de una sonrisa. Muy divertida, os la recomiendo.
Fdo. Adelaida


1. Y entonces él la besó

Desde que Emmaline Dove comenzó a trabajar como secretaria para el editor más importante de la ciudad,
el vizconde de Marlowe, ha intentado que éste publique sus artículos. Pero descubre que Marlowe jamás ha leído sus escritos, y decide renunciar al puesto. 
Con su marcha, Emma deja el negocio sumido en el caos. Se merece una lección, y Harry está dispuesto a dársela. 
Sin embargo, un solo beso de ella le desvela el fuego que arde tras la aparente frialdad de su secretaria.





2. Amor con condiciones

Prudence Bosworth es una humilde costurera cuya vida podría cambiar si lograra hacerse con la herencia de
su padre. Para conseguirla, deberá casarse antes de que pase un año. Ella siempre soñó con encontrar el
verdadero amor… Y desde que conoció al duque de Saint Cyres, está convencida de que sólo él podrá conquistarla. Rhys de Winter confía en que su ingenio y su impresionante sonrisa bastarán para cautivar a una rica heredera que solucione sus problemas económicos… y Prudence es una víctima perfecta para él.





3. La cosa más dulce

María siempre quiso tener su propia pastelería, y ahora, gracias a su amiga Prudence, ese sueño se ha hecho realidad.
Pero unos días antes de la inauguración descubre que su vecino es el apuesto y arrogante caballero que la
sobornó y la obligó a hacer las maletas doce años atrás. Phillip Hawthorne, marqués de Kayne, hará todo lo posible
para evitar que María concrete su deseo, pero no cuenta con que ella está dispuesta a todo para impedir que ese hombre vuelva a controlar su vida.





4. Declaración de amor

Cuando Daisy Merrick pierde su enésimo trabajo, se le ocurre una idea que podría hacer realidad todos sus

sueños. Sólo hay un pequeño problema:
su éxito depende del hombre más frío y distante. El conde de Avermore es uno de los escritores más famosos de Inglaterra, pero su creatividad atraviesa una crisis. Cuando Daisy le propone ayudarlo a volver a escribir, Sebastian se niega en redondo. Aquella pelirroja lo irrita sobremanera, y sólo hay un modo de detenerla: seduciéndola.







Gracias a Adelaida por esta recopilación

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada