viernes, 31 de enero de 2014

Café express, Nut

Más información


Café express, Nut

Publicación en internet / 20 octubre 2012 
Género: Erótico
Serie: Relato independiente

Jon habita en un edificio de apartamentos ubicado en el Greenwich Village, sus vecinos son, en su mayoría, ancianos excéntricos con mucho tiempo libre para inmiscuirse en las vidas ajenas. Aunque también, desde hace un año, reside en su misma planta un atractivo y promiscuo paramédico, con el que sueña en la intimidad de su cama. 




Jon es un joven tímido y discreto que vive en un edificio de apartamentos, rodeado de vecinos de la tercera edad donde impera la ley del cotilleo. Cada uno de los vecinos tiene sus manías lo único que todos tienen en común es una cosa les encanta hablar y cotillear y criticar al resto.

Y así rodeado de estos peculiares vecinos vive Jon hasta que conoce a su nuevo vecino, Renly, un paramédico que se ha mudado, desde el primer momento en que se conocen Jon se siente irremediablemente atraido por él, pero no hay dos personas que sean mas diferentes entre si, todo lo que tiene él de tímido lo tiene Renly de dicharachero, divertido, y abierto.

Lo único que ambos tienen en común es que son gays y ahora a ver como se las apañan teniendo a tanta gente opinando sobre lo que deben hacer.

Me ha encantado Jon, con un carácter tímido, dulce, un buen chico del que se aprovechan todos sus vecinos, que siempre intenta ver el lado bueno, un amor.

Me ha gustado, es una historia cortita y muy divertida, y es que para mi esta autora escribe genial, es una historia amena, que se lee enseguida y no solo porque es cortita sino también porque tiene unos diálogos ágiles que hacen que se devore el libro.

Con situaciones divertidas, y unos personajes peculiares, Jon y Renly son muy diferentes, cada uno en un extremo pero puede ser que ese carácter tan diferente sea lo que necesitan para complementarse.

Una novela de malentendidos que muestra un abanico de personajes diferentes pero que a todos nos recuerdan a alguien que conocemos, desde el ex policía homófobo y malhumorado, hasta la vecina que vive pegada a la ventana para que no se le escape ni un detalle de quien entra y quien sale. Y hasta la que aconseja y casi consigue lo contrario de lo que buscaba.

Una historia cortita para pasar un buen rato. La verdad es que esta autora escribe de una forma que siempre te deja deseando mas. Una delicia.

Valoración: Bueno. Un 9


Rosamoni

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada