domingo, 7 de diciembre de 2014

Hot, Wicked and Wild, Desiree Holt



Hot, Wicked and Wild, Desiree Holt

Editorial: Ellora's Cave / 14 diciembre 2005 ISBN: 9781419917349 Papel: 2,63 € Páginas: 138
Género: Erótico
Serie: 1º Caliente, Perversa y Salvaje

Tracie Hill tiene un mal dia, su jefe ha vendido la empresa a una compañía mucho mas grande, un nuevo jefe con la reputacion de un tirano, llegará mañana por la mañana … y a ella se le acaban de romper el ultimo par de medias.Mientras se las está quitando y tirando a la basura, ve al pedazo de hombre mas guapo y mas sexi en su puerta, entonces se va la luz dejandolos encerrados en la oficina.
Es un comienzo salvaje para Tracie y Pete pero mientras estan juntos y él la introduce en las delicias eroticas de una relacion de BDSM, y en la excitación de un trio ocasional, ella se da cuenta de todo lo que se ha estado perdiendo durante los pasados años, pero no será hasta que acompañe a Pete a una lejana isla en el caribe que se da cuenta de lo desinhibida que puede ser. Y donde finalmente Pete la reclamara como suya para siempre.





Tracie Hill ha sido muy feliz trabajando para su jefe durante muchos años pero ahora toca despedirse, se ha jubilado y un nuevo jefe entrará al día siguiente, es hora de hacer su fiesta de despedida y prepararse para lo que se avecina, pero justo cuando ya la fiesta ha terminado y va a recoger sus cosas a su despacho se encuentra con un desconocido y se va la luz, se han quedado incomunicados y ella con muy poca ropa, pero quizás pueda aprovechar esa noche para hacer realidad todas sus fantasías.
Madre del amor hermoso ¿dónde está la historia? Porque yo no la he encontrado, eso sí, he hecho un curso intensivo de fantasías sexuales, una tras otra, por dios que agotamiento, si es para que después de una noche como esas estar ingresada por agotamiento extremo durante un mes.

Tracie es una secretaria ejecutiva, tras la fiesta de despedida de su jefe, va a su despacho a recoger sus cosas y como se ha roto las medias pues lo mejor es quitárselas y no ir con el carrerón por la calle, anda ¡pero si no se acordaba de que como no había hecho la colada no se había puesto bragas! no pasa nada así seguro que no se las mancha. Y en eso estaba la muchacha cuando aparece en el despacho un machomen que al verla de esta guisa le echa un par de piropos, hasta ahí todo relativamente normal, pero cuando el destino acecha... y entonces se va la luz, y en pleno siglo XXI, para proteger unos documentos el despacho donde están queda precintado, no funcionan los teléfonos, ni las luces, ni los móviles, si es que menuda mala suerte. Pues habrá que entretenerse y que mejor forma que hacer realidad todas las fantasías de dos mentes calenturientas en una sola noche. Y por si eso fuera poco que secretaria que no se precie no tiene en su oficina una bolsa tamaño XL de juguetitos sexuales, pues a estrenarlos que la noche es joven.

Vamos ni pies ni cabeza, sexo por sexo, sobra decir que diálogos hay pocos y los que hay mejor no mencionarlos, porque desde luego no se van a llevar el premio a la poesía en su grado más exquisito.

Pero no pasa nada porque todavía hay esperanzas, este novelón es el primero de una serie, por lo que quizás en el siguiente podamos encontrarle algo de sentido o quizás sigan nuestros increíbles e inagotables protagonistas realizando acrobacias que ya las quisieran los contorsionistas del cirque du soleil.

Pues lo dicho yo no lo consideraría ni siquiera novela sino una página tras otra de sexo a “tutiplén” y la cosa se pone interesante ya que el desconocido es ... pues se puede imaginar pero no seré yo quien lo diga, pero vamos blanco y en botella.

Yo lo catalogaría de erótica pero desde luego no de novela.

Valoración: 2, sin comentarios aunque los he leído peores.

Rosamoni

 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada