jueves, 24 de septiembre de 2015

Me casé con el duque, Katharine Ashe





Me casé con el duque, Katharine Ashe

Editorial: Titania / 05 octubre 2015 ISBN: 9788492916986 Papel: 17,50 Páginas: 352
Género: Histórico
Serie: 1º Se busca príncipe

Al igual que sus hermanas, Arabella Caufiled se ha aferrado a una antigua profecía que obliga a las tres huérfanas a casarse con un príncipe. Solo así lograrán huir de un destino desdichado. Arabella tiene ahora doce días para llegar a un remoto castillo francés y encontrar a su príncipe. Para lograr su objetivo, la hermana mediana deberá cumplir algunos requisitos como:
Comportarse como una dama y no hacer tratos con un capitán arrogante e indudablemente irresistible. 
No enfrentarse junto a él a ladrones…. ni permitir que él la bese hasta perder el sentido. 
Y, sobre todo, no aceptar su propuesta de matrimonio.
Pero es que la valiente y decidida Arabella no es una dama cualquiera. Y Luc Westfall tampoco es un capitán corriente. El nuevo duque de Lycombe necesita un heredero para vencer una conspiración que podría destruir a su familia. Y parece ser que por fin ha conocido a la mujer perfecta para conseguirlo. ¿Podrá seducir a su dama y convertirla en duquesa?




Arabella va a trabajar para la hermana de un príncipe. Es lo que lleva mucho tiempo buscando, ya que una pitonisa le dijo que, casándose con un príncipe, lograría localizar a su padre, del que no sabe nada. Pero todos sus planes se trastocan cuando pide ayuda, para viajar a Francia, a un capitán de navío arrogante, atractivo y peligroso…

El libro tiene una buena historia, unos buenos personajes, principales y secundarios.
El estilo de la autora es fluido y, por ello, la lectura es ágil y amena.
El inconveniente que tiene es que muchas cuestiones que se plantean y determinadas situaciones no tienen ni pies ni cabeza. En demasiados momentos me encontré poniendo los ojos en blanco o soltando alguna que otra carcajada por lo que estaba leyendo. Durante la segunda parte de libro me encontré con numerosos sinsentidos que bajaron de manera importante la puntuación final de la novela.

Como ya he dicho, los personajes me han gustado. Nuestros dos protagonistas están bien definidos, tanto física como emocionalmente, terminas conociendo su forma de ser, sus miedos, deseos y metas.
Arabella es una mujer fuerte, decidida. A pesar de los traspiés que le ha dado la vida, sigue adelante. Empezando casi de la nada ha logrado forjarse un futuro prometedor enseñando a jóvenes de buena cuna los modales adecuados para entrar en sociedad y guiándolas durante su primera temporada en la ciudad. Pero su próximo objetivo es conocer a un príncipe y casarse con él. Pero una cosa es lo que se quiere de niña y otra muy distinta lo que la vida te presenta y lo que tu corazón siente. Arabella es una joven con los pies en la tierra y pronto quedan atrás los sueños de la niñez.
Luc, es más de lo que aparenta, sí, es el capitán del barco Retribution, pero también es un conde inglés y el heredero de un ducado. Se ha mantenido alejado de Inglaterra todo lo que ha podido, pero las circunstancias le apremian a volver. Es un hombre de honor y que cumple con sus obligaciones. Pero en su camino se cruza Arabella y su vida dará un vuelco.
La historia de amor entre ellos va surgiendo poco a poco. La atracción es casi instantánea, pero el amor va creciendo a medida que se desarrolla la novela. Y aunque hay algún miedo, algún malentendido es emocionante leer sobre ellos.

Los secundarios son numerosos, pero destacaría a las hermanas de Arabella: Eleanor y Ravenna. Al primo de Luc: Charles, el conde de Bedwyr. Al hermano: Christos. Y la princesa Jacqueline. No se les conoce profundamente, pero lo que vemos de ellos me ha gustado. Me encantaría saber más de todos y seguro que algunos tienen hasta un libro propio. O eso espero.

En definitiva, estamos ante un libro entretenido y muy romántico, a pesar de contar con algún que otro momento ilógico.

Valoración: 6,5

Cris/Keke
Diciembre 2016 
 


 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada