viernes, 20 de mayo de 2016

Entrevista: Patricia Marín



Ingeniera de Telecomunicaciones, escritora de relatos, cuentos y novelas eróticas, y

administradora, desde 2010 del blog Cuentos íntimos, en el que ha publicado numerosos relatos cortos, cuentos y narraciones por capítulos. Le encantan los retos y por eso trabaja diferentes temáticas dentro de su género favorito, documentándose al máximo. “Reincidencia” (2011) fue su primera novela, un romance contemporáneo de alto contenido erótico escrito en formato de serie por entregas en su blog y después saltó a la fantasía con el cuento “Bella durmiente” (2013), una revisión adulta del clásico que a día de hoy continúa escribiendo y que está pendiente de lectura en una editorial.
También ha trabajado relatos de ciencia-ficción, terror e incluso ha escrito relatos de género histórico siempre, eso sí, con su toque íntimo. Tras finalizar sus estudios de Ingeniería de Telecomunicaciones escribió su primer librojuego, “Las flores de Violeta”, que años más tarde se publicaría en la editorial Erotic Appetite. En 2014 publicó “Cúbreme de seda”, su segundo librojuego y actualmente, ambos títulos han entrado a formar parte de la colección Erótica interactiva de la editorial Harlequin.
Su relato, “Es otra cosa” sale publicado en la antología Pasión y Lujuria, una antología organizada en el blog El club de las escritoras.
En 2014 fue presentadora en el I Encuentro de Romántica de Alicante.




• Descríbete a ti misma como lo harías con un personaje de tu novela.

Alta, de pelo oscuro y enmarañado, con los ojos de un marrón muy común. Con aspecto de estar siempre en las nubes, expresión que a veces refleja enfado, pero que en realidad es de total y absoluta concentración sobre algo que está ocurriendo. Despistada, se apasiona con pocas cosas, pero cuando lo hace pone todo su corazón. Entregada, leal e incapaz de decirle una mala palabra a alguien. Fácil de enfadar, pero no es más que un momento, enseguida se le pasa y como si nada. Nerviosa, impaciente, hiperactiva, le encanta dormir, leer, ver series, escribir y sobre todo, soñar.

• ¿Por qué decidiste escribir romántica? 

Porque cualquier historia tiene un romance y soy una romántica sin remedio. Me gusta hablar sobre los sentimientos, sobre las pasiones ocultas, sobre todo eso que piensas pero que nunca dices. Tengo un gran mundo interior que apenas exteriorizo y me llena de curiosidad el hecho de que las personas que me rodean también lo tengan, así que me gusta expresar todos esos sentimientos en los personajes en diferentes situaciones.  

• ¿Eres escritora de brújula o mapa? 

De ninguno de los dos. O un poco de ambos, tal vez. Me guio por instinto, normalmente parto de una idea, siempre diseño los personajes antes que la historia en sí. Cuando decido que quiero contar una historia sobre, no sé, la pintura, pienso en los personajes y en la situación en la que se conocen. A partir de ahí, construyo la trama, escribo un esquema para no olvidarme de lo importante y luego voy escribiendo según me salga. Miro el esquema cuando me pierdo y la gran mayoría de las veces me lo salto según me conviene. 

• ¿Cuánto tiempo aproximadamente tardas en escribir una historia?

Depende. Baila para mí llevó dos años, pero está escrita dos veces. Cuando llegué a un punto me di cuenta de que el resultado no me gustaba, como tampoco me gustaba el lugar al que iba destinado. Así que aparté lo escrito y volví a empezar enfocándome en un objetivo. Tardé en escribirla aproximadamente seis meses, más luego dos meses de corrección, relectura, reescritura y reposo. Un par de meses más para tranquilizarme y cambiar el chip. Ahora he trabajado en otra historia tres meses, porque llevaba un poco de prisa para escribirla. Lo habitual, una vez terminado el manuscrito, es dejarlo reposar un tiempo, pero soy muy impaciente. 
Las historias que escribo para Cuentos íntimos (mi blog) llevan un par de días de pensar y uno de escribir. Son relatos cortos, lo que realmente cuesta es saber qué quieres contar. Una vez lo tengo claro, escribirlo depende de mi inspiración y de si la idea está bien llevada o tiene sentido o es realmente lo que quiero. Lo mismo escribo cinco páginas en una tarde, que me paso dos semanas en la misma página.

Soy bastante voluble en ese sentido. 

• ¿En quién te inspiras a la hora de crear tus personajes?

En impresiones y arquetipos. Me gusta lo común, lo normal, lo corriente, para después darle mi propio toque, retorcerlo hasta hacerlo mío. Me gustan personajes que puedo encontrar en la calle, pero siempre con un punto de fantasía y cómo a mí me gustan. Es decir, sus problemas y preocupaciones son muy habituales, pero me gusta ponerles el detalle que los hace distintos. 
Y es que odio las cosas corrientes, me gustan las cosas que destaquen, pero sin que resultan escandalosas. Algo normal, pero con ese punto que los hace diferentes. 

Suelo mirar fotografías y me pongo a pensar sobre ellas, sobre lo que piensan los protagonistas de esas imágenes, lo que sienten, lo que les ha llevado ahí. Lo mismo cuando estoy viendo una serie o una película, me pongo a pensar en las posibilidades. “¿Qué pasaría sí…?” es lo que más me gusta pensar.  


• ¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora? 

Que jamás dicen mi apellido bien y me paso la vida corrigiendo a los moderadores en las presentaciones (Marín, por favor, no Martín, es sin t :^P). En una feria confundieron mi apellido con el de una compañera y nos cambiaron el horario precisamente por eso… 

Podéis obtener más información acerca de ella y sus libros pinchando aquí.

El rincón del escritor: Patricia Marín nos presenta Baila para mí


Desde LecturAdictiva queremos dar las gracias a la autora por esta entrevista. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada