martes, 18 de octubre de 2016

¿Quién es esa chica?, Mhairi McFarlane

Comprar aquí





¿Quién es esa chica?, Mhairi McFarlane

Editorial: Libros de seda / 20 junio 2016 ISBN: 9788416550326 Papel: 19,95 € Páginas: 416
Género: Contemporáneo
Serie: Independiente


Cuando a Edie la pillan en una situación comprometida en la boda de una compañera de trabajo, todas las culpas recaen en ella. Y entonces se da cuenta de que su nivel de popularidad en la oficina no es muy distinto al que tenía en el instituto.
Rechazada por todo el mundo y muerta de vergüenza por lo que se publica en las redes sociales, su jefe le sugiere que se tome un año sabático. Él ya le ha buscado qué hacer durante ese tiempo: escribirá la autobiografía de Elliot Owen —escribirá como negra, vaya—, un nuevo actor con mucho talento. Lo único que tiene que hacer es bajar la cabeza y llevarse bien con él. Fácil, ¿a que sí? Pues no, porque el tal Owen es un engreído de proporciones épicas de todo punto insoportable.






Respecto a este libro empezar comentando que no conocía a la autora, no había leído nada de ella y ni siquiera tenía referencias, pero la sinopsis me pareció interesante y divertida. Es un chick-lit al más puro estilo Bridget Jones, con líos, enredos, amoríos, alguna humillación y varios momentos vergonzosos. A mi me ha sorprendido muy favorablemente porque no se queda ahí, en la historia sencilla, en lo tópico del género, sino que da un toque más de profundidad de lo que es habitual. 

Los personajes principales son Eddie, una redactora que trabaja en una agencia de publicidad y Elliot un actor de cine famoso. Ella es un desastre y de hecho el libro comienza con una metedura de pata épica, por la que le culpan casi exclusivamente a ella y que le genera tantos problemas y disgustos que su vida da un vuelco. Eddie no se quiere, es insegura, es pura apariencia y se deja llevar por la gente para encajar, hasta que esa misma gente la rechaza de tal modo que no le queda otra que desaparecer. Regresa pues a la casa paterna, la cual no soporta,  para intentar sobrevivir. Pero incluso allí los problemas se le multiplican pues además de su hecatombe personal/profesional tiene que lidiar con su disfuncional familia y su complejo nuevo trabajo. Elliot es un actor mundialmente famoso, aparentemente creído e idiota, un narcisista que cree que el mundo debe plegarse a sus deseos pero que en el fondo esconde mucho más de lo que aparenta. Descubrimos tras la fachada a una buena persona, que quiere a su familia por encima de todas las cosas,  alguien tierno, divertido y bromista. Ambos se ayudan mutuamente a conocerse mejor a sí mismos y a relativizar las cosas malas de la vida.

Algo muy bueno de la historia es como van evolucionando ambos personajes, de forma progresiva y creíble,  especialmente Eddie. La protagonista poco a poco va reconstruyendo su vida, superando sus miedos, recuperando su pasado y mejorando las relaciones familiares. La Eddie del final es una nueva persona, fuerte y decidida que da un cambio radical a su vida y antepone su bienestar sobre todas las cosas.

En este libro se plantean dos temas muy interesantes que hacen reflexionar en profundidad al lector. Por un lado, está el tema de la fama, aparentemente maravillosa pero que en realidad es un castigo. La fama hace que hasta el acto más sencillo de tu existencia pueda ser grabado o fotografiado y expuesto a la opinión pública con crueldad. La prensa, y ese es una gran planteamiento, puede publicar falsedades, medias verdades o verdades retorcidas sobre tu vida sin que puedas hacer nada al respecto. Y la situación no solo la sufre  Elliot, que aparentemente debido a su condición de actor “debe” soportarlo, sino que también lo padece Eddie, quien hace que podamos vernos reflejados más fácilmente en ese estado y que empaticemos más con la locura y absurdez que supone la fama. 

Por otro lado está el tema de las redes sociales y como el mal uso de las mismas le puede destrozar la vida a alguien (en este caso a Eddie). Todos oímos hablar del acoso cibernético pero hasta que no lo lees, te metes en la piel de la protagonista y sufres como lo hace ella, no ves el alcance destructivo que puede tener, las consecuencias que implica y como le pueden hundir la vida a una persona con impunidad total.

La historia de amor en esta obra es bastante atípica, hay romance pero no del modo clásico en la que se suele presentar. Los protagonistas después de varias vicisitudes se gustan y coquetean pero primero tiene que conocerse mejor y pasar por determinadas situaciones personales que complican las cosas. Lo bueno de todo ello, es que cuando llega el momento “amor-relación”, resulta tremendamente tierno (porque los has  visto evolucionar y hacerse amigos primero) y creíble porque, a pesar de que él es un actor mundialmente famoso que ha tenido novias espectaculares, has descubierto a una persona buena y profunda. La relación que en un principio a mi no me convencía porque no la veía realista, me gustó mucho.

Como no tenía expectativas respecto a la autora me ha sorprendido agradablemente y en gran medida lo recomiendo por eso. Es un chick-lit, pero la evolución del mismo, va un paso más allá y consigue una historia más rica, con más matices, más creíble. Es un libro que conserva el espíritu ameno y divertido del género añadiéndole toques más profundos y elementos más dramáticos, que lo singularizan y lo humanizan. Y auque la portada de este libro, y las de las restantes de la autora, son un poco feas no os desaniméis, que no os echen para atrás, dadle una oportunidad porque merece la pena.

Valoración: 8

Leelan
Julio 2016

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Tiene muy buena pinta y ya he leído algún libro de esta autora y la verdad que me han gustado por lo que no descarto darle una oportunidad a este :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Estoy deseando leerlo. Me gusta mucho la pluma de la autora.
    Un beso!!

    ResponderEliminar