viernes, 24 de junio de 2016

Entrevista: Regina Roman



Malagueña de nacimiento, mediadora familiar por convicción, actriz por pasión y escritora por

vocación. Ya desde bien pequeñaja empezó a narrar las peripecias de las mujeres que la rodeaban, buscando el amor o escapando de él. Considera que uno de los mayores logros de su vida ha sido hallar respuesta a la pregunta “Cómo ser feliz y no morir en el intento”. Así que desde entonces se dedica a explicárselo a los demás, ya sea a través de sus libros, de los programas de televisión en los que colabora o de las conferencias que imparte sobre el poder terapéutico de la risa. Ama las historias románticas con finales felices. Y eso es lo que encontrarás en sus novelas: píldoras de felicidad que te ayudarán a enfrentar cualquier problema con una sonrisa. Regina ejerció durante muchos años como abogada, pero colgó la toga y ahora se dedica a la mediación familiar, profesión que compagina con la de escritora y actriz. En este campo destaca su papel protagonista en largometraje “Behaviors”, el de actriz de reparto en serie “Arrayán” (Canal Sur TV) y “40ñeras, la serie” (TV). También es colaboradora en el programa Tiene Arreglo (Canal Sur TV). Ejerce de moderadora en el Club de lectura Forum Fnac (Marbella) y da charlas y conferencias sobre el maltrato psicológico, la envidia, el poder terapéutico de la risa, la capacidad para ser feliz...


• Descríbete a ti misma como lo harías con un personaje de tu novela.
Eso es realmente difícil, ya que algunos personajes de algunas historias han sido creados con pedacitos de mí y otros, por ejemplo cuando toca tratar algún tema de psicología femenina concreto, no se parecen a la autora ni en el forro. Pero te diré que tengo mucho de Nina, apasionada hasta la ceguera, solitaria a veces, oscura en el fondo, muy en el fondo y en situaciones límite.

• ¿Por qué decidiste escribir romántica? 
Porque desde que empecé a inventar historias, a los 7 años y a contárselas a mis compañeras del colegio, siempre se me cruzaba el amor por delante. Los protagonistas eran una pareja, no importaba si vivían en la tierra, en un planeta lejano, o en un mundo inventado, sus motivaciones giraban siempre en torno al amor. Me gusta la experimentación, mezclar géneros, pero siempre derivarán de la romántica, no me veo escribiendo otra cosa, me resulta árido y vacío.

• ¿Eres escritora de brújula o mapa?
Creo que ni de lo uno ni de lo otro. De "mápula" posiblemente, porque nunca arranco del mismo modo, me gusta lo espontáneo, improvisar ciertas cosas sobre la marcha y planear otras cuidadosamente. No sigo reglas fijas, lo importante es participar... Digo divertirse.

• ¿Cuánto tiempo aproximadamente tardas en escribir una historia?
El año y pico no me lo quita nadie. Soy muy cansina y muy jartible, le doy muchas vueltas a ese esqueleto inicial que me ocupa los primeros seis meses. Necesito reposar las sensaciones, meterme en la piel de los personajes cuando la ansiedad de poner el fin ya ha quedado atrás. Voy sintiendo cuando me relajo, antes, me cuesta mucho. Lo dicho, ansia viva.

• ¿En quién te inspiras a la hora de crear tus personajes?
La propia historia me pide un tipo determinado de héroe/heroína. Me gustaría tener mucha gente alrededor en la que poder inspirarme pero creo en absoluta soledad y por más que me fijo en personas de alrededor, me temo que no profundizo lo suficiente. Así que a mis personajes no les queda otra que brotar de la nada y llenarse de matices con el tiempo. Y la maduración. Quizá por eso necesito tanto tiempo.

• ¿Qué es lo más divertido que te ha pasado en tu faceta como escritora?
Que la gente piense que nado en "leuros". Eso me hace una gracia de partirme en dos. Ah, y que todo el mundo quiera contarme su historia para que la escriba, aunque eso me parece encantador, tierno, y todo un honor.

 Podéis obtener más información acerca de ella y sus libros pinchando aquí.

Desde LecturAdictiva queremos dar las gracias a la autora por esta entrevista. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada