miércoles, 17 de agosto de 2016

Serie Reapers de Joanna Wylde



Peligrosos, machistas y posesivos, pero te enamorarás de ellos.



Los Reapers son un importante club de moteros de EEUU. Tienen actividades fuera de la ley, se toman la justicia por su mano y lo más seguro es no acercarse a ellos. Son rudos, machistas y no se andan con chiquilladas. A las mujeres las utilizan sin más. Pero cuando ponen los ojos sobre la que creen es la mujer de su vida, estarán dispuestos a todo por conseguirla y protegerla.

Un aliciente extra de esta serie es que todos los libros están relatados de una forma original, ya que conocemos de primera mano los pensamientos de ambos protagonistas.


Fdo. Cris/keke




1. Propiedad privada


Lo último que necesita Marie es una complicación como Horse. Un motero enorme y tatuado, un macarra que aparece una tarde por casa de su hermano. Sin embargo, Horse no está de acuerdo: la quiere en su moto y en su cama. Ahora.
Pero Marie acaba de dejar al gilipollas de su ex marido, un maltratador,y no está para pensar en hombres.
Horse es miembro del Reapers Moto Club, un hombre acostumbrado a conseguir lo que quiere. Y quiere a Marie. Pero ella no está dispuesta a convertirse en la «propiedad» de nadie. Sin embargo,cuando su hermano roba al club se verá forzada a ofrecerse como garantía para salvarle la vida.
Tendrá que dar a Horse lo que quiera y cuando quiera: en casa, en público o en su moto... Y solo si se porta bien, muy bien, podrá salvar la vida de su hermano... Tal vez.


2. Legado oculto

Hace ocho años, Sophie entregó su corazón y su virginidad a Zach Barret en una noche que no podría haber resultado menos romántica o más vergonzosa. El medio hermano de Zach, un motero que se hace llamar Ruger, les pilló in fraganti, llevándose consigo una imagen de Sophie que nunca olvidará.
Tal vez ella perdiera la dignidad aquella fatídica noche, pero Sophie ganó algo precioso para sí: su hijo Noah. Por desgracia, Zach acabó siendo un padre vago e irresponsable, lo que les llevará a ella y a su hijo a vivir casi en la indigencia. Cuando Ruger se entera, decide tomar las riendas del asunto.




 3. Juego diabólico


 Liam «Hunter» Blake odia a los Reapers. Ha nacido y se ha criado entre los Devil’s Jacks y sabe cuál es su misión. Defenderá a su club de sus viejos enemigos utilizando los medios que haga falta. Pero ¿para qué emplear la fuerza cuando el presidente de los Reapers tiene una hija que está sola y a su alcance? Hunter la ha deseado desde la primera vez que la vio. Ahora tiene la excusa perfecta para llevársela. Em siempre ha vivido a la sombra de los Reapers. Su padre, Picnic, el presidente del club, la sobreprotege. La última vez que se presentó en el club con un novio, Picnic le pegó un tiro. Pero entonces conoce a un atractivo desconocido que no tiene miedo de tratarla como a una mujer de verdad. Alguien que no teme a su padre. Se llama Liam y es el hombre de su vida. O eso cree ella… 



4. Obsesión total


Como presidente del Reapers MC, Reese, «Picnic» Hayes ha dedicado su vida entera al club. Tras perder a su esposa, supo que nunca más volvería a enamorarse. Y con dos hijas de las que cuidar y un club que gestionar, las cosas le iban bien así, manteniendo siempre relaciones libres y sin compromiso. Por eso no le apetece nada perder el tiempo con una limpiadora con pretensiones como London Armstrong. Pero lo malo es que está completamente obsesionado con ella.

Además de llevar su propio negocio, London tiene que ocuparse de la hija drogadicta de su prima: una muchacha de dieciocho años más insensata de lo que es normal para su edad. Desde luego, el presidente de los Reapers le parece atractivo, pero no es ninguna estúpida. Reese Hayes es un delincuente y un bruto. Sin embargo, cuando su joven prima se ve atrapada en las garras de un cruel cartel de la droga, se ve obligada a replantearse las cosas: tal vez Reese sea el único hombre que pueda ayudarla. Tendrá entonces que tomar una decisión difícil. ¿Hasta dónde será capaz de llegar con tal de salvar a alguien de su familia?



5. Caída mortal

Nunca quiso hacerle daño.
Levi «Painter» Brooks no era nada antes de entrar en los Reapers. El día que consiguió su parche, se convirtieron en sus hermanos y en su vida. Todo lo que le pedían a cambio era un brazo fuerte y su lealtad incondicional. Y esa lealtad se pone a prueba cuando le atrapan y le condenan a pena de cárcel por un crimen cometido en nombre del club.
La vida de Melanie ha empezado siendo muy dura y, con el tiempo, ha aprendido que debe luchar por su futuro. Por suerte, ha escapado del infierno y ahora puede empezar de nuevo. Sin embargo, es incapaz de dejar de soñar con las caricias de un motero al que no puede olvidar. Todo empieza de una manera tan inocente: un tipo solitario en la cárcel, unas cuentas cartas… Amables. Inofensivas. Inocentes.
Pero cuando Painter salga de la cárcel… Melanie tendrá que hacerse a la idea de que, entre los Reapers, no hay nada de inocente.
  



Antología


Bastardo encantador: relato 
La primera vez que vi a Riley Boone yo tenía cuatro años. Nos habíamos mudado a Callup, Idaho, después de que mi padre se reventara la espalda y se convirtiera en un discapacitado. La familia de Boonie vivía en la casa de al lado. Cada tarde, él salía pavoneándose del autobús escolar que le traía del colegio como si fuera un rey conquistador. La primera semana no me hizo ni caso, hasta que le impresioné encaramándome a más de nueve metros de altura en el árbol que había tras su caravana. Tuvieron que llamar a los bomberos para bajarme, pero valió la pena ver el respeto reflejado en los ojos de un niño de cinco años. Me dio una lombriz como premio por mi logro. Me enamoré. Al día siguiente hizo que me comiera la lombriz y, desde entonces, nuestra relación ha sido complicada. 

Dulce y pegajoso: una historia corta 
Horse y Marie se conocieron en Propiedad privada. Disfruta del momento desde el punto de vista de sus protagonistas. 

Canalla: una historia corta 
Marie tiene novedades importantes que compartir con Horse: noticias que cambiarán las vidas de ambos… 

Azúcar y especias: una historia corta 
La precuela de Caída mortal, en la que se cuenta el primer encuentro entre Painter y Melanie.



Gracias a Cris/keke por esta recopilación.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada