martes, 31 de enero de 2017

Perdón, LaVyrle Spencer






Perdón, LaVyrle Spencer

Editorial: Salamandra / Enero 1994 ISBN: 9788478881390 Papel: 13,22 € Páginas: 432
Género: Histórico
Serie: Independiente

Sara llega al pequeño pueblo de Deadwood con el deseo de fundar un periódico y encontrar a su hermana, que huyó de casa cinco años atrás. Sin embargo, muy pronto se da cuenta de que conseguir ambos propósitos será más arduo de lo que esperado. Pese a contar con el apoyo incondicional de un hombre, abrirse camino no es fácil para una mujer soltera. Y además, el paradero de su hermana Addie resulta ser un sitio algo distinto de la respetable casa de familia donde vivía.



Esta lectura es especial porque el libro me lo ha dejado una amiga. Lo vi en sus estanterías y como me encanta LaVyrle Spencer me lo prestó. Además, transcurre en el Oeste, que para mí eso siempre es un punto positivo.

Sarah es una mujer fuerte, decidida, con una misión. Y va a necesitar todas estas características para enfrentarse a su nueva vida. Llega a una población emergente al Oeste de los EEUU en la época de la búsqueda del oro. Allí se encontrará con varias dificultades. La primera, descubrir que su hermana Addie no lleva la vida que ella pensaba. Después, no va a ser tan fácil empezar su negocio, publicar un periódico con la imprenta heredada del padre. Y por último, todos los quebraderos de cabeza que se van a provocar mutuamente Noah y ella...

Noah es el marshall de la población, que disfrutaba de toda la calma que se puede tener en un pueblo en el que domina la fiebre del oro. Se encuentra en Sarah una chica normalucha que le llama la atención porque no tiene miedo a enfrentarse a él. La atracción va surgiendo entre pelea y pelea, disparos y pasos por la cárcel, pero el pasado siempre sobrevuela su relación y tendrán que enfrentarse a diversos obstáculos.

Después de este miniresumen sin destripar los secretos de la novela, para poneros en situación, paso a comentar lo que me ha parecido la novela.
El título es perfecto, ya que para que Noah, Addie y Sarah puedan ser felices necesitan perdonarse. Y no solo entre ellos; lo más difícil va a ser conceder el perdón a ellos mismos por cosas que ocurrieron en el pasado y no pueden cambiarse. La novela está perfectamente montada y nos va descubriendo los oscuros secretos de la infancia de las dos hermanas que las ha marcado para siempre, pero que tienen que superar si quieren dar una oportunidad al amor. Y aquí volvemos a tener dos tipos de amor. Por un lado, el romántico que encuentran con sus parejas, pero que no serán capaces de disfrutar hasta que se quieran a ellas mismas. Por otro lado, tienen que recuperar el amor fraternal que perdieron cuando crecieron y fueron dejando atrás la inocencia de la infancia.

Una seña de identidad de las novelas de LaVyrle es tratar asuntos espinosos y a veces incluso tabús en las novelas románticas. Lo hace controlando perfectamente los tiempos, que quizás acostumbradas a algunas novelas actuales parezca demasiado lento. La verdad, es un guiso perfecto que se toma su tiempo y al que va añadiendo nuevos ingredientes en el momento preciso.
En conjunto, novela perfectamente construida, que te transporta a la época y te hace no querer parar de leer. Personajes fuertes, bien definidos y con muchos matices, que van enseñando cada una de sus facetas según se tienen que enfrentar a los diferentes giros de la trama.

Una pena que LaVyrle Spencer no escribiera más novelas y que las que escribió, aún no las tengamos todas traducidas. De los más flojos que he leído de esta autora, pero como siempre ha sido un placer.


Valoración: 6.5

Erendis

 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada