domingo, 8 de febrero de 2015

El rincón del escritor: José de la Rosa nos presenta Gigoló. El amor tiene un precio

Ficha del libro
Lo primero y más importante es daros las gracias por permitirme contaros aquí algo de mi novela GIGOLÓ, EL AMOR TIENE UN PRECIO y charlar un poco con estos protagonistas que me siguen a todas partes (que no se enteren).

Esta parte es donde me suelo poner más pedante (jejeje), pero es que tengo que contaros la razón última de su argumento. Lo que me rondaba la cabeza era... ¿hasta dónde es justificable la infidelidad? Porque desde mis principios no se puede justificar de ninguna de las maneras. Sin embargo grandes obras de la literatura que hablan de amor (aunque no sean novela romántica) se centran en ella: Ana Karenina, El amante de Lady Chatterley, o Madame Bobary. En estas tres obras, por ejemplo, la infidelidad es férreamente castigada. Sin embargo en otras, como Forastera (D. Gabaldon) no sucede así y sin embargo la aceptamos como posible... ¿por qué? La única respuesta que se me ocurría era la existencia del amor verdadero.

Imagina ahora que tu vida tiene toda la pinta de ser perfecta. Imagina además que eres de aquellas pocas personas que se cruzan en su vida con su amor verdadero. Y haz un esfuerzo más y piensa que, además, lo reconoces. ¿Qué harías si estás a punto de casarte con el hombre ideal, mientras que el tipo que tienes en frente tiene todas las papeletas para ser un gran problema?.. bien, pues de eso trata GIGOLÓ, EL AMOR TIENE UN PRECIO.

Una historia de amor sobre la belleza de las relaciones imperfectas.

Vamos ahora con el argumento: Su novio está de viaje, sus amigas ocupadas y María ha decidido hacerlo, contratar los servicios de un gigoló por una sola noche. Sin embargo aquella experiencia de sexo pagado con un desconocido (Allen) quizá sea más trascendente de lo que esperaba. Dos años después se encuentran de manera fortuita, cuando ella está a punto de casarse con el hombre de su vida. Así descubre que Allen lleva desde entonces buscándola, y también que una noche de sexo por 500 libras ha podido cambiar sus destinos para siempre. A partir de ahí, María deberá elegir si continúa su perfecta vida tal y como estaba planificada desde que era una niña o si se deja arrastrar por Allen, un hombre tan atractivo como peligroso, y de quien no puede salir nada bueno... ¿Será capaz María de evitar a Allen? ¿Podrá seguir con su vida tras reencontrarse? Porque no hay mayor traición que ser infiel a una misma, esta historia intenta demostrar que es posible salirse del guión y empezar de nuevo.



Los personajes nos hablan de la novela:

Ahora déjame que te presente a nuestro personaje masculino. Se llama Allen y se dedica... bueno, a la profesión más antigua del mundo (y no es cartero). Es aquel tipo alto del fondo. El moreno de la barba ligera. Sí, el de los ojos azules. Sí, el tipo ese al que aquel grupo de chicas no le quita el ojo de encima. Espera que me acerco y le hago algunas preguntas.

J. DE LA ROSA: Uno londinense como tú, de poco más de treinta, ¿qué hace para mantenerse tan en forma?

ALLEN: Te estás quedando conmigo, ¿verdad?

J. DE LA ROSA: No, es que me gustaría estar así de cachas.

ALLEN: Sabes que no me caes bien, ¿verdad? Durante todos estos meses que has estado siguiéndome y escribiendo mi vida... no me has caído bien ni un segundo.

J. DE LA ROSA: Vaya.... me lo imaginaba. Pero no creas que tú eres santo de mi devoción.

ALLEN: ¿De dónde sacas esas expresiones tan cursis?

J. DE LA ROSA: ¿Y tú sabes que estamos dando un espectáculo delante de nuestra amigas de LecturAdictiva?

ALLEN: Si fueras al grano no pasaría esto.

J. DE LA ROSA: Qué duro eres, amigo... pero vamos allá. ¿Qué te gustó de María? Porque algo te tuvo que gustar cuando la conociste... digamos...  de forma tan calurosa.

ALLEN: ¿Todo es una respuesta válida?

J. DE LA ROSA: No, pero encaja en tu personalidad... Y me pregunto... ¿entonces por qué has hecho todas estas cosas que por supuesto voy a contar en la novela?

ALLEN: ¿Ha estado deslumbrado alguna vez?

J. DE LA ROSA: Aquí soy yo el que pregunta, no tú.

ALLEN: Pues entonces vamos a dejarlo aquí, porque tú y yo podemos terminar bastante mal.

Queridas amigas, con vuestro permiso voy a pasar de Allen. Los machos alfa ya se sabe. A lo lejos veo a María. Aunque sea rubia y de ojos verdes es de sangre española. También reside en Londres y en cuatro meses se casará... no precisamente con Allen (menos mal), sino con Edward. Un tío estupendo. El hombre perfecto. Con el que me gustaría que se casara mi hermana, vamos.

J. DE LA ROSA: María, ¿te molesta si te hago un par de preguntas?

MARÍA: Tú nunca molestas.

J. DE LA ROSA: Gracias. Se agradece tu amabilidad después de una mala experiencia.

MARÍA: ¿Has estado hablando con … él?

J. DE LA ROSA: Sí, pero quiero olvidarlo. ¿Tú cómo te encuentras?

MARÍA: Ilusionada con mi boda y angustiada porque... él... no sé qué quiere de mí.

J. DE LA ROSA: Sabes que voy a contarlo todo en mi novela, ¿verdad? Hasta el último detalle, hasta lo que pase en la alcoba si es que pasa.

MARÍA: Eso no va a suceder jamás. Creo que vas a tener una novela de 10 o 15 páginas a lo sumo, porque no quiero saber nada de él. Después no digas que no te he advertido.

J. DE LA ROSA: Es un tipo guapo.

MARÍA: No es mi tipo.

J. DE LA ROSA:  Es un tío atractivo.

MARÍA: No me interesa.

J. DE LA ROSA: Por su profesión debe ser un buen amante, aunque eso creo que ya lo sabes.

MARÍA: Si tú y yo vamos a estar mucho tiempo juntos mejor es que no me hables de ...él... pero si quieres que hablemos de Edward... Edward sí que es un hombre maravilloso.

J. DE LA ROSA: Bueno, veamos quién de los dos gana.

MARÍA: Esa competición no va a existir. Ya ha ganado Edwad.

Bueno, parece que la cosa no va a funcionar. Tengo que escribir una novela de cerca de trescientas páginas que se va a presentar en unos días y estos dos... ¡deseadme suerte!

Una escena que abra el apetito:


Allen intentó controlar la respiración. Notaba el corazón acelerado, martilleando como un loco en su pecho, y un suave cosquilleo que aún le recorría cada vello sobre su piel como una corriente cálida y espesa. Tomó otra bocanada de aire y cerró los ojos para lograr contenerse. El orgasmo había sido... increíble. No encontraba las palabras. Tampoco las buscaba. Solo intentaba poner un poco de orden en su cabeza, en su cerebro aturdido por el placer del sexo. Poco a poco se fue calmando. El pulso se recuperó y la nube deliciosa en que estaba envuelto fue disipándose, dando paso a una extraña y desconocida sensación de vacío. Abrió los ojos. El techo de una habitación de hotel. Una de tantas. Observó su propio cuerpo tendido en la cama. El preservativo aún estaba tirante, ajustado a su miembro que empezaba a relajarse. Se pasó una mano por la frente para apartar el sudor del esfuerzo mientras con la otra se lo arrancaba, le hacía un nudo y lo arrojaba con furia a un rincón de la habitación. Luego lo tiraría a la papelera, porque… ¿Qué diablos le había sucedido? Estaba enfadado, excitado, confuso. Su mente volvió a nublarse al recordar los instantes que acababa de vivir. El cuerpo de aquella mujer entre sus brazos. Delgado y sinuoso, como el pecado. Su boca entre sus labios, sabrosa y anhelante hasta la asfixia. El sabor de su piel, una mezcla de pasión y miedo, de pudor y arrojo que le había vuelto loco. Solo rememorarlo volvió a hacer palpitar su sexo sobre el vientre desnudo y le hizo sentir una sed que ya no recordaba. Fue entonces cuando la puerta del baño se abrió arrojando una luz fría y pálida sobre la moqueta, y ella apareció intentado recomponer su maltrecha ropa.
Se había vestido deprisa y su blusa aún no estaba del todo abotonada, dejando entrever el suave encaje de un sujetador que él había arrancado hacía apenas una hora. En aquel momento se estaba subiendo la cremallera de la falda, los brazos hacia atrás, lo que hacía que aquel delicioso pecho se proyectara hacia delante, como un caramelo que puedes ver, pero no degustar. Allen se relamió los labios. La deseó  con tanta fuerza que casi fue doloroso.
—¿Te vas? —le preguntó.
Ella no contestó, parecía apresurada, intentando terminar con aquello cuanto antes. Salir de allí cuanto antes. Abandonó la cremallera de la falda para centrarse en recogerse el rubio cabello en una coleta y él de nuevo vio sus pechos aprisionados en unas pocas pulgadas de seda negra que cambiaban de dirección. La mujer era bonita, aunque no despampanante. Sus ojos podían ser verdes o ambarinos, dependiendo de cómo la luz incidiera en ellos, y parecían sorprendidos. Las pocas veces que los había mirado mientras la penetraba se había encontrado con la vergüenza y el miedo, el deseo y la pasión, la necesidad y la culpa. Por último ella se colocó la chaqueta y trasteó en su bolso.
—¿Puedo saber tu nombre? —pidió él, y su voz le resultó extraña, como un ruego anhelante.
—Quinientas libras —susurró ella con aquella timidez que no la abandonaba, depositando los billetes doblados sobre la mesita, tan al borde que estuvieron a punto de esparcirse sobre la moqueta—. Es lo acordado.
Allen miró el dinero y después a la mujer que esquivaba sus ojos. No sabía su nombre. No sabía nada de ella, solo que hacía apenas unos minutos se deshacía de placer entre sus brazos y a él le provocaba el orgasmo más desconcertante de toda su vida. La pasión que ella había demostrado se tornaba ahora en vergüenza, en arrepentimiento. Parecía una niña asustada que de pronto no sabía cómo pedir disculpas por una falta.
—De acuerdo —oyó Allen que decían sus propios labios, aunque lo que quería realmente era rogar que se quedara. Saber más de ella. Comprender por qué algo tan cotidiano en su vida de gigoló como el sexo pagado había sido tan diferente con aquella mujer anónima.

Ella no añadió nada más. Se colgó el bolso en un hombro y salió de la habitación de hotel con paso apresurado, apretando los muslos al caminar, como si quisiera olvidar lo que había sucedido entre aquellas sábanas, sin volver la vista atrás   




Desde LecturAdictiva damos las gracias José de la Rosa por la presentación.





49 comentarios:

  1. Tremenda !!
    Y sí, yo también tengo muchas ganas de saber el enfoque que se hace de la fidelidad en esta historia. No me siento "cómoda" con ellas, sufro mucho cuando hay terceras personas en una relación y mi curiosidad por saber cómo se va a tratar este tema, es lo que me tiene enganchada a sus páginas. A ver qué ocurre con Allen (pero vamos, por la entrevista, ya os aviso que el muchado no me ha caído muy bien, qué borde, jajajaa !).
    Besos !

    ResponderEliminar
  2. Pues.....adoro a Allen.....pocos hombres saben encontrar la dosis exacta de romanticismo, jolin con lo que les cuesta encontrar el punto G.... en cuanto a Edward.... no es para odiarle.....pero me ha dado bastante repelús......

    ResponderEliminar
  3. Felicidades por la presentación!
    Deseando leerla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por esta magnífica presentación.

    ResponderEliminar
  5. Tengo ganas de leer algo escrito por un hombre, últimamente casi todo lo que he leído era de escritoras...

    ResponderEliminar
  6. Tengo ganas de leer algo escrito por un hombre, últimamente casi todo lo que he leído era de escritoras...

    ResponderEliminar
  7. Por lo que he leído es un libro muy interesante.

    ResponderEliminar
  8. Ya había leido la sinopsis de este libro. Y tras leer la presentación y la escena me ha dado mucha curiosidad por ver como se desarrolla todo. Aunque si... yo también sufro mucho con las infidelidades...

    ResponderEliminar
  9. Es una historia preciosa llena de sentimientos y decisiones dificiles de tomar. Donde lo inevitable se impone a lo aconsejable, donde el AMOR se deja de tonterias y les obliga a aceptar lo realmente imprescindible para ellos: el otro.

    ResponderEliminar
  10. Estoy loca por este libro, tengo unas ganas de hincarle el diente. Gracias por darnoslo a conocer un poco mas tanto a la novela como a su autor. Me a encantado!!!

    ResponderEliminar
  11. Estoy loca por este libro, tengo unas ganas de hincarle el diente. Gracias por darnoslo a conocer un poco mas tanto a la novela como a su autor. Me a encantado!!!

    ResponderEliminar
  12. Pinta bien el libro asique apumtado en la lista :)

    ResponderEliminar
  13. Pinta bien el libro asique apumtado en la lista :)

    ResponderEliminar
  14. gracias por la presentacion, muy interesante, estoy deseando leerlo y mas aun despues de leer las criticas.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por la presentación, le tengo muchas ganas al libro.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta este autor. Está apuntado en mi lista de futuras compras.

    ResponderEliminar
  17. Me apetece mucho leerlo. Tenía previsto comprarlo pero si hay suerte y me toca, mucho mejor.

    ResponderEliminar
  18. No he leido nunca ninguna novela romántica escrita por un hombre, que yo recuerde, por lo que que me llama mucho leer este libro, además de ver como plasma la infidelidad. Otro que apunto para leer.

    ResponderEliminar
  19. Me apetece leerlo, sera el proximo libro que me compre.

    ResponderEliminar
  20. Para que después digan que los hombres no son capaces de hacer buena literatura romántica. Trama interesante y protagonistas que lo son más. Con la escena escrita dan más ganas aún de leer esta novela. ¿Cómo acabará la trama? ¿Con quién acabará la protagonista? Aunque yo voto por Allen, habrá que leerla para averiguarlo. Enhorabuena por la presentación!!!!

    ResponderEliminar
  21. De Pepe me he leído las dos novelas publicadas por Harlequín (no os podeis perder, si os gustan las aventuras, "La leyenda de Tierra Firme"), así que este va a caer si o si, espero que me toque en el concurso.
    Pepe es estuendo, y creo que ha escogido un tema para su novela que no se ha usado mucho, ...

    ResponderEliminar
  22. No he leído nada de este autor pero el argumento es diferente y tengo ganas de leer algo suyo.
    Muy buena la presentación.

    ResponderEliminar
  23. Supe de este autor en el RA, aunque habia visto el libro antes por las redes...Palabrita que no le hice mucho caso al libro hasta que conoci al autor. Es una persona muy agradable. De esas que te entran por el ojo. Y es un guapeton. ^_^
    Lei la sinopsis de su libro tras eso y ....me encanto.
    Gracias por la presentacion.

    ResponderEliminar
  24. Supe de este autor en el RA, aunque habia visto el libro antes por las redes...Palabrita que no le hice mucho caso al libro hasta que conoci al autor. Es una persona muy agradable. De esas que te entran por el ojo. Y es un guapeton. ^_^
    Lei la sinopsis de su libro tras eso y ....me encanto.
    Gracias por la presentacion.

    ResponderEliminar
  25. Despues de leer La leyenda de Tierra firme y Siete razones para no enamorarse, que ganas tengo de leer a Gigoló!!!! Me encanta como escribe. Buena presentación, gracias!!!

    ResponderEliminar
  26. Ya tenía ganas de leer un libro suyo por todas vuestras buenas críticas, pero después de leer esta presentación. Quiero el libro!!!

    ResponderEliminar
  27. Que presentación!! Me ha encantado su originalidad! Así que me la apunto. Tiene pinta de ser una novela divertida! Tengo ganas de leerla! Gracias.

    ResponderEliminar
  28. Guau!!! con esa pinta quien se resiste a esta novela. Me ha encantado, tiene pinta de ser divertida, ingeniosa y con mucha intriga, estoy deseando saber como se desarrollara todo. Gracias

    ResponderEliminar
  29. Vaya, me gusto mucho el trozo que he leído.
    La infidelidad es un tema delicado en la pareja, para mi no esta justificado.
    Me gusta Alle descarado. Y María no se, pero eso de contratar un gigolo.....quiero conocer la historia.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  30. Tengo elprimer capitulo
    Mmmmmmmmm
    A ver k tal.

    ResponderEliminar
  31. Tengo muchas ganas de leerlo, va a ser mi próxima lectura!
    Gracias.

    ResponderEliminar
  32. Me ha encantado la presentacion, ya conoci a este autor en la presentacion de siete razones que también se publico en el rincon del lector. Referente a esta novela decir que a mí me enamoro desde el primer instante, empezando en esa cita esporádica en la habitación de un hotel y teminando en una firma de libros. Que decir que me encanto la manera de ver que tiene el autor de los sentientos de ambos, de las frustaciones y las dudas, La sensacion de estar fuera de lugar y las espectativas de los demas.Decir que es un espectaculo para los sentidos, que me hizo saborear la sal del mar, mientras el viento alborotaba mi pelo y la lluvia humedecia mi rostro. Una novela muy recomendable

    ResponderEliminar
  33. Tiene una pinta estupenda y la entrevista ha sido fantástica, me han entrado más ganas de leer el libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Ayssssssss... Qué historia más bonita!
    https://www.blogger.com/profile/06596337661180377375

    ResponderEliminar
  36. Me encantó la historia y es que Jose de la Rosa se ha convertido en uno de mis escritores favoritos. He de decir que lloré lo que no está escrito, sufrí muchísimo y me enamoré locamente de Allen. Gigoló es una historia maravillosa que nadie se puede perder.

    ResponderEliminar
  37. Excelente presentación! Me ha encantado :) y una historia increíble.
    Besos!

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Preciosa entrevista, con ganas de conocer al autor en persona, en nuestro club de lectura en Valencia.. .

    ResponderEliminar